conduciendo

Pólizas de coche de sustitución en los seguros

Hoy en día, antes de firmar un seguro de coche, hay que leer bien todas y cada una de las cláusulas del contrato y contratar únicamente los servicios que se pudieran llegar a necesitar, con lo que evitar pagar más de la cuenta y ajustar el precio al máximo. Una de las pólizas que debe tener el seguro es la del taller con coche de sustitución, para que cuando tengamos que dejar el coche en el taller y necesitemos movilidad, el propio taller nos proporcione una alternativa.

Lo que debes saber sobre estas pólizas

Cada aseguradora tiene sus propias normas y criterios y que den un coche de sustitución cuando nuestro coche esté en el taller dependerá no solo de la aseguradora sino también de las características del vehículo, del accidente, del modelo y de las coberturas que hayan sido contratadas.

Para que el taller proporcione un coche de sustitución no vale con llevar el coche a cambiar las ruedas por ejemplo, hay algunos seguros que piden que el vehículo haya tenido un accidente, otros les vale con tener que pintar el coche, algo que se hace de un día para otro tranquilamente. Estos son aspectos que hay que tener muy en cuenta con la aseguradora y el contrato antes de formalizarlo.

¿Qué clase de accidente hay que tener para conseguir un coche de sustitución? Depende de nuevo de la póliza contratada con la compañía de seguros. Algunas pólizas solamente cubren en caso de que el siniestro sea culpa del propio usuario aunque hay otras aseguradoras que vale que el accidente sea responsabilidad de terceros o que haya sido por robo o un acto de vandalismo serio, por ejemplo.

No olvides la importancia que tiene esta póliza, además no es muy cara, por lo que podrás incluirla en el contrato para no quedarte sin vehículo en caso de que tengas un accidente con el tuyo.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *