pedales

Motivos por los que se puede estropear el embrague del coche

Las averías en los coches son muy habituales, en nuestro taller con coche de sustitución lo sabemos bien, y es que el uso diario del vehículo provoca diferentes problemas, por eso es importante ser consciente del funcionamiento del coche y evitar realizar malas prácticas para que el coche dure lo máximo posible.

Destrozar un embrague es relativamente fácil si no se tiene una precaución mínima. En este artículo te enseñaremos tres motivos por los que el embrague de tu coche podría estropearse si no lo cuidas.

3 motivos por los que se estropea el embrague

 

  • Cambiar de marcha sin pisar a fondo el embrague: para algunas personas el momento de pisar el embrague y soltarlo genera un estrés que en ocasiones les impide meter bien la marcha, por lo que se producen los conocidos “rascazos”. Es muy importante que no se escuchen ruidos, y en caso de escucharlos, significará que el coche tiene alguna avería relacionada con el embrague causado por no pisar a fondo el pedal en los cambios de marcha.
  • No utilizar el pedal del embrague como se debe: otro de los grandes motivos por lo que se producen averías en el embrague, es por no utilizarlo de la forma correcta. Para evitar que el coche se desplace hacia atrás, es importante realizar el movimiento con la suficiente agilidad como para evitar una maniobra no deseada.
  • Pisar el pedal del embrague con el coche parado: un movimiento más habitual de lo que crees y que todo el mundo debería evitar es el de utilizar el embrague en un semáforo en rojo, en una parada para recoger a alguien o en un stop momentáneo. Para evitar esto, lo más recomendable es pisar el embrague de forma correcta, desengranar la marcha y volver a engranarla para poder retomar la marcha sin problema y seguir hacia adelante.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *