coche

Malas costumbres que podrían destrozar tu coche

Uno de los mayores miedos de todo conductor es que su coche se averíe en medio de un viaje y tener que llevar su vehículo a un taller con coche de sustitución.

Lo más común tras conocer una avería en el coche es pensar en los materiales del vehículo o echarle la culpa a la persona que lo tenía antes, pero lo cierto es que existen ciertos hábitos que podrían provocar cualquier avería en tu vehículo sin que te enteres, y hoy vamos a hablar de ellos.

Consiguiendo ciertos hábitos de conducción podrás disminuir las posibilidades de una avería en tu coche, por lo que a la larga te acabarás ahorrando un dinero de unos problemas que podrías estar provocando tú mismo.

3 malos hábitos que pueden dañar tu coche sin darte cuenta

1. Llenar el depósito hasta la reserva:

Es bastante común intentar apurar el depósito de combustible hasta la última gota, incluso llegando a forzar la bomba de combustible haciendo que absorba una cantidad a la que no está acostumbrada. Por eso es importante no llenar el depósito hasta el final, sino dejar un margen para evitar que el filtro se atasque.

2. Utilizar de forma incorrecta el embrague:

Otra de las averías más comunes y evitables es la del pedal de embrague. Para evitar problemas en el embrague es recomendable utilizarlo solamente cuando vayas a cambiar de marcha, además de aprender a controlar el conocido “punto de embrague” para así poder evitar que se queme al utilizarlo en cuestas.

3. No reducir la velocidad en resaltos y badenes:

Sin duda es algo que verás en cientos de coches día a día, ya que lo de reducir la velocidad en badenes y resaltos es algo que muchos conductores todavía no entienden, pese a que puede perjudicar algunos componentes del chasis de sus vehículos. Al conducir a una velocidad rápida por un resalto, estarás obligando a los neumáticos del coche a realizar un esfuerzo innecesario, además de que en cualquier momento tendrás que ir a un taller para solucionar los problemas ocasionados.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *