conducir

Las distracciones al volante

Un alto porcentaje de los vehículos accidentados que llegan al taller con coche de sustitución son la consecuencia de siniestros causados por distracciones en la conducción. Una de claves de la seguridad vial es mantener siempre las manos en el volante y los ojos en la carretera.

Las nuevas tecnologías y el estrés de las obligaciones diarias hacen que muchos conductores se olviden de la seguridad. Esto aumenta la posibilidad de provocar un accidente y puede tener consecuencias fatales.

Principales distracciones

La conducción requiere de toda la concentración en la carretera y de un estado físico y mental óptimo. La mayoría de los accidentes son provocados por agentes externos a la conducción. Estas son algunas de las distracciones que las estadísticas señalan como culpables a la hora de provocar un accidente:

Teléfono móvil

Contestar las llamadas, enviar wasaps o visitar las redes sociales mientras se conduce es una de las principales causas de siniestralidad en los últimos años. Para evitar las tentaciones del teléfono móvil es recomendable guardarlo en la guantera o alejarlo lo máximo posible del conductor.

Navegadores y otros dispositivos del vehículo

Consultar el navegador, controlar el volumen y las listas de reproducción de la radio o manejar la climatización obligan a perder de vista la carretera durante unos segundos que pueden ser vitales para evitar un accidente. Si queremos conducir con seguridad debemos ocuparnos de estas tareas antes de iniciar la marcha.

Acompañantes

Muchas de las distracciones al volante son causadas por los acompañantes. Algunos conductores se desconcentran viendo por el espejo retrovisor a los pequeños que viajan en sus sillas en los asientos traseros. Otras personas discuten con el conductor desconcentrándolo y haciéndole perder la referencia de la marcha.

Alcohol y drogas

Conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas provoca pérdida de reflejos, somnolencia y falsa euforia. Cualquiera de estos elementos puede ser el desencadenante de un final trágico.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *