estafas coches

Estafas de coches, ¿cuáles son las más habituales y cómo evitarlas?

Las estafas de coches parecen haberse disparado con la crisis. Sin ir más lejos, el año pasado hubo más de 300.000 reclamaciones fraudulentas al seguro. Pero hay más posibles estafas que afectan a seguros, talleres y conductores. Estas son las más habituales.

Estafas en coches, las más habituales

El coche fantasma

Los anuncios de venta de coche por internet se han vuelto muy habituales en los últimos años.  Algunas ofertas son bastante atractivas, ya que ofrecen vehículos a precios por debajo del de mercado. Eso sí, te piden que adelantes parte del dinero. ¿El resultado? Envías el dinero y ni rastro del coche, ni del vendedor que en muchos casos vive en otro país y es mucho más difícil de detener.

¿Cómo evitarlo?

Desconfía de los chollos y, sobre todo, nunca adelantes ninguna suma de dinero sin haber visto y probado el coche antes y haber hablado con el vendedor.

Reparaciones sin IVA

Algunos talleres poco escrupulosos pueden ofrecerte la posibilidad de pagar en negro, es decir, sin pagar el IVA. Aunque te parezca una buena idea para ahorrar dinero, en realidad estás contribuyendo a la economía sumergida, además, las reparaciones sin factura no tienen ningún derecho a garantía.

¿Cómo evitarlo?

Pide siempre una factura cada vez que vayas al taller. Recuerda que sin factura luego no puedes reclamar nada.

Fraudes en el taller

Reparaciones con costes inflados, uso de piezas de mala calidad para reparar tu coche… Siempre hay talleres que se aprovechan del desconocimiento de los conductores para “pegarles un palo” en la factura.

¿Cómo evitarlo?

Yendo a talleres de confianza. ¿Cómo saber si un taller es de confianza o no? En Citacars ya nos hemos preocupado de hacerlo por ti. Por eso, te ofrecemos la posibilidad de reservar tú cita online en los mejores talleres de coches. Lleva tu coche al taller con todas las garantías.

El falso cheque

Este es posiblemente el más ingenioso. El afectado no es el comprador de coche, sino quien lo vende. El timo consiste en que el comprador paga el vehículo mediante cheque, pero al recibirlo, el vendedor se da cuenta de que el importe es mayor que el precio de venta acordado. Actuando de buena fe, el vendedor hace una transferencia devolviendo el dinero de más al comprador. Después se entera de que el cheque en realidad no tiene fondos y que quien parecía un tipo despistado es en realidad un estafador.

¿Cómo evitarlo?

En cuanto recibas el cheque, comprueba su autenticidad. Después si hay algún error ya se corregirá.

¿Has sufrido alguna de estas estafas de coches? Esperamos tus comentarios.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *