coche-automatico

Cosas importantes sobre la transmisión automática

Por su practicidad y comodidad, los vehículos con caja de cambios automática conquistan cada vez a más conductores.  A pesar de la gran aceptación por parte de los conductores, muchos siguen sin saber cómo funciona la mecánica de la transmisión automática. Por este desconocimiento, es muy común que los conductores acaben teniendo dudas sobre la forma correcta de manejarlo y los cuidados que deben tener a diario, acabando en el taller con coche de sustitución antes de los esperado.

Sabiendo esto, hemos preparado este artículo para mostrar cómo funciona la mecánica de la caja de cambios automática y los cuidados necesarios para garantizar su conservación.

¿Cómo funciona la mecánica de la caja de cambios automática?

Para que la transmisión automática cumpla su objetivo, el sistema cuenta con la ayuda de componentes específicos para esta función. Por lo tanto, las piezas de transmisión tradicionales fueron sustituidas por dispositivos hidráulicos y por un módulo electrónico. En lugar del embrague, se coloca un convertidor de par. Por lo tanto, los cambios de marcha se producen automáticamente según el criterio del propio sistema.

El convertidor de par se encarga de realizar la conexión entre el motor y la caja de cambios. En este caso, el aceite entra en acción para transmitir la rotación necesaria. Cuando el vehículo necesita estar parado con una ligera presión en el freno, el motor gira a la velocidad mínima y la presión ejercida se reduce.

Para mantener esta operación sincronizada, es de suma importancia garantizar una conducción cómoda. Es necesario que los cambios de marcha sean más suaves, proporcionando libertad y comodidad al conductor. El responsable de que el cambio de marcha sea casi imperceptible es la actuación del convertidor de par con los demás componentes del sistema.

En la práctica, la caja de cambios automática permite conducir sin necesidad de cambiar de marcha manualmente. Todo se hace automáticamente, gracias al sistema de transmisión del vehículo, que detecta la relación entre la velocidad y la rotación del motor.

De este modo, el sistema de transmisión automática identifica de forma inteligente y ágil la relación entre la velocidad del vehículo y la rotación del motor y, así, realiza el cambio de marcha.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *