Archivo de la categoría: taller con coche de sustitución

¿Qué ocurre si tu coche consume aceite en exceso?

Si tu coche consume un exceso de aceite te recomendamos que lo traigas a nuestro taller donde te podremos ayudar a solucionar el problema, con la ventaja de que no tendrás que esperar a que lo reparemos para seguir conduciendo, ya que somos un taller con coche de sustitución.

Lo que puede estar ocurriendo

Para determinar que tu coche está consumiendo más aceite del que debiera, hay que tener en cuenta que aproximadamente por cada 10.000 kilómetros de recorrido, un vehículo en buen funcionamiento consume a lo sumo un litro de aceite.

Si notas que tu coche consume mucho aceite, esto puede estar motivado por varias causas. Una de ellas es que haya una fuga que haga que el aceite se pierda. También es habitual tener este problema si el turbo de tu coche está en mal estado o, si tienes un coche diésel que el depresor de vacío tenga algún defecto.

Por último, otro problema común es que tu motor tenga desgastadas algunas piezas, por lo que es muy importante que acudas al taller en cuanto detectes que tu coche consume aceite en exceso, ya que, de no revisarlo a tiempo y ponerle solución, la avería puede ir a más, con el consiguiente aumento de coste en su reparación.

Evita estos problemas

Es difícil evitar estos problemas, ya que pueden provocarse como hemos visto antes, por varios motivos diferentes, no obstante, si hacemos un mantenimiento de nuestro vehículo concienzudo, si llevamos el coche a revisar de forma habitual y si hacemos una conducción suave, las probabilidades de que se detecten averías como esta son mayores.

Por otro lado, el uso de un aceite de calidad ayudará a que el funcionamiento sea mejor y el desgaste que se produzca sea menor, reduciendo mucho el impacto que el uso provoca en los vehículos.

Leer más

Revisión del árbol de levas del coche

En caso de tener que dejar el coche con el mecánico para hacer una revisión en profundidad, siempre será mejor hacerlo en un taller con coche de sustitución. En una revisión en profundidad deben revisarse infinidad de partes del vehículo, como, por ejemplo, el árbol de levas.

La revisión del árbol de levas

Normalmente, en los motores de combustión interna modernos, los árboles de levas están forjados y los huecos del canal para el aceite son perforados. El valor de las cargas que se transfieren está influenciado por la estructura del material del rodillo, así como del método de su tratamiento.

Un profesional de la mecánica no solamente debe conocer el procedimiento de prueba sino también las diferentes soluciones de construcción en cuanto al sistema de distribución. Cuando se definen correctamente las condiciones de trabajo, así como el material del rodillo, un profesional podrá determinar qué parte de esta pieza está más expuesta al desgaste.

Debido al resultado de las fuerzas de flexión, que son muy importantes, el eje puede llegar a torcerse debido a un montaje incorrecto o incluso por exceder las velocidades de rotación máximas soportadas.

Los que suelen usarse con más frecuencia son los cojinetes de rodillos, así como las superficies de contacto de la leva con el brazo de la válvula. Antes de que el profesional lleve a cabo las mediciones, debe realizar una inspección visual del eje, las levas y también de los pivotes y todos los elementos que considere ser susceptibles al desgaste.

No es compleja la revisión del árbol de levas del coche, pero sí es una operación que debe seguir unos pasos y debe llevarse a cabo con las herramientas necesarias. Por eso, es tan recomendable dejar el vehículo en un taller de reconocido prestigio y que cuente con buenos profesionales de la mecánica.

Leer más

Aspectos a tener en cuenta al comprar un coche de lujo de segunda mano

El mercado de la compraventa de coches lleva mucho tiempo en ebullición y hoy en día es fácil encontrar un gran número de propuestas. ¿Quién no ha soñado con tener un gran deportivo, pero no puede por su precio? Cuando se tiene pensado adquirir un vehículo como estos, hay que contar con un taller con coche de sustitución para no quedarse sin movilidad durante unos días.

Consejos al comprar un coche de lujo de segunda mano

Aunque el precio pueda resultar muy tentador para un vehículo de estas características, el paso por el taller es obligatorio. Dejar el vehículo en un taller para que le hagan una revisión en profundidad es indispensable. Con ello, se podrá saber cuáles son los costes de mantenimiento e incluso, con un mantenimiento preventivo, saber qué parte o partes del coche tienen más oportunidades de averiarse.

Otro aspecto de gran importancia que no hay que dejar de tener presente es que toda la documentación esté en regla. Que el número de bastidor coincida con el que aparece en la documentación y que el vehículo no tenga sobre sí un embargo, multas o cualquier otra cosa que pueda hacer que nuestra compra sea un auténtico desastre.

Hay que fijarse bien en la pintura del coche, porque revela si el vehículo ha tenido una buena vida y ha sido cuidado por su anterior dueño. En caso de que tenga la pintura original que aparece en la ficha técnica, se podrá saber si ha tenido alguna clase de golpe o incluso si la carrocería ha estado expuesta a la corrosión.

No hay que olvidar que se trata de un coche de lujo y el seguro puede llegar a ser bastante caro. Por ello, antes de lanzarse a una oferta debemos conocer qué es lo que tendrá que pagar de seguro a terceros y a todo riesgo y también qué consumo medio tiene.

Leer más

Correa de distribución, una avería bastante cara

Cuando tenemos un coche, sabemos que estamos expuestos a sufrir un accidente en cualquier momento o una avería. En cualquier caso, siempre es una buena idea contar con un taller con coche de sustitución para que, si algún día tenemos un problema con el coche, no perdamos nuestra movilidad.

En un coche puede haber averías y averías, pero una de las que más debemos temer es la rotura de la correa de distribución, algo que puede salir bastante caro, no por la correa sino por el trabajo que cuesta reparar esta avería.

Rotura de la correa de distribución

Lo peor de todo es que es un elemento que en muchas ocasiones no da ninguna señal de que se encuentra en mal estado, se rompe y ya está. Además, aunque no lo parezca, es una de las averías más habituales que pueden tener los vehículos.

¿Se puede saber cuándo está a punto de estropearse? No podemos saberlo con seguridad, pero sí podemos hacernos una idea. Por ejemplo, debemos estar atentos a cualquier clase de ruido o comportamiento anómalo del coche. Eso sí, partiendo de la base que debemos cambiarla cuando lo recomiende el fabricante, algo que puede oscilar entre los 60.000 y los 150.000 kilómetros, pero todo eso depende de cada clase de coche.

Si podemos echar un vistazo a la correa podemos ver si existe alguna clase de grieta, lo que, sin duda, irá a más y tendremos que cambiar la correa. También debemos fijarnos en si la transmisión hace ruidos raros, si el coche estando en ralentí parado tiene vibraciones bastante notables o incluso si existe alguna clase de dificultad para poner en marcha el coche. Todo esto pueden ser señales de que la correa de la distribución está llegándole el momento de ser sustituida antes de que se estropee del todo.

Leer más

¿De quién son los coches de cortesía de los talleres?

Hoy en día, contar con un taller con coche de sustitución es algo cada vez más común, especialmente actualmente en el que el coche es más que una necesidad que un lujo. Todo el mundo necesitamos movilidad, sobre todo para el trabajo y quedarse sin él por tener que llevarlo al taller es algo que puede provocarnos más de un perjuicio.

¿Quién se hace cargo de los coches de cortesía?

Muchas personas se preguntan si lo del coche de sustitución es una invención de las compañías aseguradoras para que los clientes vayan a determinado taller. Hay que decir que no se trata de algo de las aseguradoras sino de los propios talleres, siendo la respuesta a un servicio muy demandado por los clientes.

Se puede decir que es un servicio que marca la diferencia, siendo una ventaja competitiva y seguramente que en el futuro será una exigencia para todos los talleres. El coste de los vehículos de cortesía es un corte para cada taller, lo que deja patente su profesionalidad y la preocupación de ofrecer a todos los clientes un servicio de máxima calidad, algo que todos agradecen,

Asimismo, muchas personas se preguntarán cómo se pueden compensar estos gastos ofreciendo esta clase de servicios a la gran mayoría de ellas. Los talleres, debido a que asumen ese coste, deben trabajar más y mejor, procurando ser más productivos y también reducir los gastos en otros productos.

En ocasiones, suele suceder que los clientes dejan un coche de gama alta y esperan que el coche de cortesía sea igual o mejor que el que dejan en el taller para reparar, pero hay que recordar que se trata de un vehículo de cortesía para que los clientes no se queden sin posibilidad de movilidad durante el tiempo que está su coche en el taller.

Leer más

Tiempo que puede tardar el seguro en reparar un vehículo tras un accidente

Una de las preguntas que se hacen muchas personas cuando tienen un accidente con otro coche es acerca del tiempo que tiene el seguro para reparar el vehículo. Es en este caso cuando un taller con coche de sustitución juega un papel de gran importancia para no quedarse sin coche.

Lo que puede tardar el seguro en reparar un vehículo tras un accidente

Para una persona que necesita el coche para poder moverse por la ciudad o para acudir a su puesto de trabajo en caso de que éste quede lejos de su vivienda, dejar el coche días en el taller puede ser un suplicio, sobre todo si no se cuenta con un taller con coche de sustitución.

En este caso, la Ley del Contrato de Seguro tiene establecido un plazo de tiempo de 40 días desde la recepción de la declaración del siniestro, para que el asegurador pueda satisfacer al menos el importe mínimo de la indemnización que pudiera corresponder después de las peritaciones pertinentes que hay que hacer para establecer la existencia del siniestro y también el importe de los daños que resulten del mismo.

El plazo puede quedar reducido a 15 o 20 días cuando la reclamación de los daños del vehículo se haga efectiva mediante los Convenios de Indemnización que hay suscritos entre las compañías aseguradoras.

En lo relacionado con la reclamación a la aseguradora del responsable del siniestro por secuelas, lesiones, daños o perjuicios que se derivan del siniestro, hay que efectuar una petición de oferta motivada de indemnización y que la compañía aseguradora tiene un plazo de 3 meses para poder contestar.

Así aparece en la Ley 35/2015 de 22 de septiembre de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios provocados a las personas en cualquier accidente de circulación.

Leer más

Elementos que tarde o temprano cambiarás de tu vehículo

No importa lo que cuidemos nuestro coche, con el tiempo y el uso, las piezas acaban envejeciendo y desgastándose, lo que hace que tengamos que dejar el coche en el taller para que las cambien. En ocasiones serán piezas que se sustituirán al momento, en otras, lo mejor es buscar un taller con coche de sustitución porque el cambio de determinadas partes del motor, además de complejas, lleva tiempo.

Las piezas más comunes que se cambian en un vehículo

Unas de las piezas que acabaremos cambiando todos con el paso del tiempo es el sistema de aire acondicionado en caso de que se le dé demasiado trabajo, aunque normalmente vale con una recarga del sistema. Lo que sí hay que hacer es cambiar los filtros del aire acondicionado, algo que suele hacerse cada 15.000 kilómetros o una vez al año.

Cada 65.000 kilómetros le llega el turno a los amortiguadores, aunque se aconseja una revisión cada 20.000 kilómetros. En este caso no vale con cambiar uno solo, hay que cambiar la pareja, es decir, si se tiene que cambiar el delantero derecho, también hay que cambiar el delantero izquierdo y lo mismo sucede con los traseros.

Los sistema de iluminación hay que cambiarlos cada 50.000 kilómetros aproximadamente o cada dos años, aunque hay algunas lámparas que suelen durar prácticamente el doble, aunque hay que revisarlas correctamente.

La correa de la distribución se debe cambiar tarde o temprano, dependiendo del modelo de cada coche. Lo más aconsejable es cambiarla como máximo a los 120.000 kilómetros, aunque suele hacerse a los 100.000.

Los rodamientos de las ruedas también se cambian, aunque están tan bien hechos y duran tanto tiempo que pueden llegar a superar una vida útil de unos 500.000 kilómetros. Si has tenido la suerte de tener un coche que te haya aguantado tantos kilómetros o bien es una herencia de familia, ya sabes lo que toca hacer con ellos.

Leer más

¿Cuándo se recomienda la revisión a un coche?

Muchas personas utilizan su coche para trabajar y tener que dejarlo en un taller para hacer la revisión puede ser un contratiempo para ellas. Sabiendo que las revisiones del vehículo son obligatorias, la solución es buscar un taller con coche de sustitución que permita seguir moviéndose mientras el coche se encuentra siendo revisado.

La importancia de llevar el coche a sus revisiones

Es necesario respetar al máximo llevar al coche a que se le realice una revisión periódica, normalmente siguiendo los consejos del fabricante. Con ello no solo conseguiremos optimizar al máximo su rendimiento sino también su vida útil.

Normalmente son los automóviles más jóvenes (alrededor de 5 años) los que más suelen ir a los servicios técnicos de su marca. La razón es que son los que más kilómetros suelen recorrer, además de que las pólizas cuentan con mejores cobertura o incluso suelen estar en garantía. Recordemos que en el mercado hay coches hasta con 7 años de garantía. En esta clase de vehículos jóvenes, la media de visitas al taller suele ser de más de 2 veces al año.

El error que se comete es algo que podría considerarse como una tendencia. Es decir, cuando el coche ya no está en garantía, muchos conductores espacian mucho la visita al taller y la dejan solamente cuando se ven obligados a hacer reparaciones obligatorias que les permitan continuar circulando. Como por ejemplo cuando no pasan la ITV por un pequeño problema mecánico, por ejemplo.

De esta forma, cuando un coche llega a cumplir 15 años, las visitas al taller suelen ser muy espaciadas y pasan de ser una o dos al año , a ser tan solo una cada dos años (de media, aunque se dan casos de más tiempo).

Debemos tener muy presente que el mantenimiento y las revisiones periódicas son fundamentales y que no hay que tomarlas como un gasto sino como una inversión en seguridad.

Leer más

¿Cuándo cambiar las pastillas de freno?

Circular en un coche sin frenos o con ellos desgastados o en mal estado es un riesgo que no hay que asumir en ningún momento. Lo mejor es buscar un taller con coche de sustitución y dejar el nuestro para que los mecánicos cambien las pastillas de freno o todo el sistema si fuese necesario.

Hay que tener en cuenta que tanto los discos como las pastillas de freno no son eternos y aunque tienen una larga vida operativa, llegará un momento en el que tendremos que cambiarlos. El desgaste o la forma de conducir son aspectos que pueden acelerar nuestra visita al taller.

Señales del coche que nos indican que debemos cambiar las pastillas de freno

Es importante fijarse en la señal luminosa del salpicadero. Los coches más modernos cuentan con sensores que nos indicarán si la pastilla de freno está desgastada y hay que cambiarla. En caso de que el coche no cuente con este sistema, quien deberá avisarnos es el mecánico, pero para ello hay que llevar a cabo inspecciones de forma frecuente. De esta forma no solo nos aseguraremos del estado de los frenos sino también de otros componentes importantes del vehículo.

Comprobar el espesor de las pastillas durante la inspección es indispensable. Normalmente, una pastilla de freno tiene un espesor de aproximadamente unos 15 milímetros y cuando éste se ve reducido a tan solo 2 o 3 milímetros hay que cambiar la pastilla de manera inmediata.

Es nuestra responsabilidad como conductores revisar cómo es el espesor de las pastillas de freno de nuestro vehículo, sobre todo teniendo en cuenta que las delanteras se desgastan más rápido que las traseras.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de los avisos que nos da nuestro coche. Si cuando frenamos escuchamos un sonido metálico, el ferodo de las pastillas de freno se ha desgastado y tendremos que cambiarlas. En caso de seguir circulando, no solo podemos enfrentarnos a un posible daño de importancia en el sistema de frenos sino también a un accidente.

Leer más

¿Son obligatorios los coches de sustitución en un taller?

Contar con un taller con coche de sustitución resulta de gran ayuda para todas aquellas personas que no pueden quedarse sin coche por motivos laborales, por ejemplo. ¿Es obligatorio un coche de sustitución para los talleres?  No es obligatorio pero puede ayudar a evitar muchos conflictos, sobre todo en caso de coches nuevos que necesiten reparaciones en garantía.

Talleres y coches de sustitución

Se explica que las normas que establecen el marco legal general de las relaciones que tiene el taller con el consumidor, no obligan al taller a ofrecer a los clientes un vehículo de sustitución mientras el suyo se repara.

En ocasiones el coche de cortesía se encuentra enmarcado dentro de una garantía de carácter voluntario por parte del distribuidor del vehículo, el cual podrá someterle a diferentes condiciones, siempre y cuando se encuentren en el documento de garantía. En caso de coches nuevos es normal que la garantía comercial que tiene el fabricante ofrezca este coche.

La garantía en la venta de vehículos no supone ninguna obligación de contar con coches de sustitución, aunque el comprador puede tener acceso a una rebaja en el precio o incluso a la resolución del contrato cuando la reparación del vehículo no se lleve a cabo en un plazo razonable.

Por otro lado, el usuario puede llegar a reclamar una indemnización por daños y perjuicios por privación del uso del vehículo o demandar por incumplimiento contractual, en cuanto a la efectividad de la garantía que proporciona el garante.

En definitiva, no es obligatorio que un taller tenga un coche de sustitución, aunque cada conductor debe elegir el taller que mejores servicios ofrezca. Contar con un coche de sustitución deja patente la preocupación del taller por proporcionar un estupendo servicio a cualquier clase de persona, quien podrá seguir moviéndose mientras su vehículo se repara.

Leer más