5 puntos a revisar de un coche diésel

coche-dieselAunque hoy en día ante cualquier avería podemos dejar nuestro vehículo diésel en un taller con coche de sustitución, nunca está de más que cuidemos nuestro vehículo. En este artículo queremos darte cinco consejos para hacer que el coche diésel dure más tiempo.

Puntos clave a tener en cuenta en un coche diésel

La válvula ERG es un dispositivo anti contaminación que llevan muchos coches diésel y su misión es la de recircular los gases que salen por el escape y reintroducirlos de nuevo en la combustión para reducir las emisiones, En este caso, se pueden llegar a acumular muchas partículas, lo que hará que se noten pérdidas de potencia en el motor.

El caudalímetro es otro de los elementos que hay que verificar. Se encarga de medir la cantidad de aire que entra en el circuito de alimentación. Si falla, puede producir mucho humo en la combustión y perder potencia.

Se debe revisar también de forma periódica el filtro de combustible, dado que es el que se encarga de evitar que se acumulen partículas contaminantes en el circuito de alimentación así como en el motor y en el escape.

Las bujías de precalentamiento o calentadores son las que ayudan al encendido del vehículo, sobre todo en los meses en los que hace más frío. Si el vehículo arranca mediante llave y no por un botón, como los coches más modernos, se recomienda esperar entre 3 o 4 segundos que es el tiempo que tarda el testigo de los calentadores para poder poner en marcha el motor. En caso de que el testigo se mantenga encendido, puede ser señal de que alguno de los calentadores no funcione correctamente.

Para finalizar, nos encontramos con el turbo, un componente que puede llegar a dar fallos si se abusa del mismo a la hora de conducir. Si forzamos el motor cuando la temperatura es baja, podemos forzar el turbo y hacer que se averíe.

Leer más

¿Qué hacer si echamos gasolina en un coche diesel?

coche-repostandoAunque parezca difícil que suceda, es algo más frecuente de lo que parece… ya sea por confusión propia o de la estación de servicio, se echa gasolina en un coche diésel, o al revés. En este caso… ¿qué es lo que se puede hacer? Además de no viajar con el vehículo y buscar cuanto antes un taller con coche de sustitución, es importante que un profesional evalúe si se han provocado daños en el vehículo.

¿Qué hacer si echamos gasolina en un coche diésel?

Es importante destacar que no es lo mismo echar poca cantidad que llenar el depósito por completo, arrancar el coche o circular con el vehículo. En este caso, todo importa y la avería puede llegar a ser bastante costosa.

Si se ha echado al menos medio depósito y se ha puesto en marcha el vehículo, el coche, tarde o temprano comenzará a hacer ruidos extraños y finalmente acabará deteniéndose. El mayor problema llega cuando el diésel ya ha llegado a los conductos e inyectores. Si esto sucede habrá que vaciarlos y limpiarlos por completo. También es común que el filtro se acabe deteriorando, teniendo que llegar a cambiarlo.

En el taller tendrán que vaciar el depósito entero de gasolina y limpiar toda clase de conductos por los que habrá circulado la gasolina. Por otro lado, un profesional tendrá como misión revisar por completo las piezas que hayan podido estropearse, como por ejemplo la bomba de inyección, entre otros elementos.

Si nos hemos dado cuenta de haber puesto gasolina en nuestro coche diesel es muy importante no poner en marcha el vehículo. Lo recomendable es llamar a la grúa del seguro y llevar el vehículo al taller.

De esta forma, los profesionales podrán tomar las medidas que sean necesarias para evitar daños en el interior del motor y hacer que la factura sea menos de la que pudiera llegar a costar si el vehículo se pone en marcha con el combustible equivocado.

Leer más

Cómo quitar el olor a humedad del coche

interior-del-cocheA veces, llevar el coche a un taller con coche de sustitución a través del seguro y hacerlo con frecuencia, puede repercutirnos a final de año y puede que las cuotas de la aseguradora sean más cara la siguiente anualidad. Por eso, cuando aparecen problemas en el coche, podemos intentar resolvernos nosotros, como por ejemplo cuando aparece olor a humedad, algo que te vamos a enseñar cómo eliminar sin tener que llevar el coche a los profesionales.

Consejos para eliminar el olor a humedad del coche

Puede que los asientos se hayan mojado en alguna ocasión y no se hayan secado lo suficientemente bien, esto puede provocar humedades y hacer que el interior del coche no tenga un buen olor. En este caso, el calor será uno de nuestros mejores aliados para luchar contra este problema.

Poner en marcha el coche y encender la calefacción hará que se acabe de secar la tapicería o a resecar la humedad. Si hace buen tiempo, hay que dejar el coche aparcado al sol, con las ventanillas cerradas para que el interior alcance una temperatura alta y pueda desaparecer ese molesto olor.

Puede que el olor a humedad no venga de la tapicería sino de los conductos del aire acondicionado. Si es el caso lo que hay que hacer es eliminar cualquier clase de microorganismo que pueda producir ese ambiente. Se pueden utilizar productos especiales o llevarlo a un establecimiento especializado en limpieza del coche. De esta forma, nos aseguraremos que, al ser profesionales, acabarán con el problema en muy poco tiempo.

Cuando se haya eliminado por completo el olor a humedad del coche, hay que tener cuidado para que no vuelva a repetirse. Es importante evitar la caída de líquidos o que entren personas con la ropa mojada sin proteger los asientos. De esta forma te asegurarás de que tu coche, siempre tiene el olor que tú quieras.

Leer más

Cómo cuidar la pintura del coche

pintura cocheDejar el coche en un taller con coche de sustitución para pintarlo es algo bastante normal, sobre todo en talleres concertados con compañías de seguros y coches asegurados a todo riesgo. Que el coche tenga un buen aspecto es algo que a todos nos gusta, algo que podemos conseguir pintando el coche. Una vez pintado, hay que seguir ciertas pautas para que el aspecto no cambie en ningún momento.

Tips para cuidar la pintura del coche

Es recomendable lavar el coche con cierta periodicidad, al menos una vez al mes y si puede ser, también hay que encerarlo. De esta forma no solo limpiaremos el coche sino que evitaremos que las partículas de suciedad se asienten sobre la carrocería. Cuando lo lavemos hay que hacerlo con productos específicos dado que si se usan otros diferentes pueden resultar abrasivos y afectar a la pintura del coche.

Además, encerando el coche protegeremos la pintura de forma efectiva de agentes como el clima o pequeños daños que puede sufrir la chapa a lo largo del día. Y si queremos cuidarlo más aún, pulir el coche una vez al año es una estupenda idea que acabará con los pequeños rayones que pudiera tener.

En caso de que la chapa se manche con alguna clase de producto como pintura o químicos e incluso excrementos de ave, es muy importante retirarlo cuanto antes para evitar que pueda afectar a la pintura y lo desluzca.

Aparcar bajo un árbol puede parecer una estupenda idea en verano, con lo que evitar que el sol incida directamente sobre la pintura, pero a veces puede no ser tan buena idea. Las partículas del árbol así como las hojas o los excrementos de pájaros que allí aniden o se posen, pueden caer sobre la pintura, descomponerse y afectar a la pintura. En este caso, lo mejor es dejarlo en alguna zona donde el sol no esté incidiendo directamente sobre el vehículo.

Leer más

Cómo elegir un buen taller mecánico

taller mecánicoHoy en día existen infinidad de talleres en cualquier ciudad, pero no todos son como espera cualquier cliente. Por ello, queremos darte unas cuantas pautas para que puedas elegir correctamente un taller mecánico. Por ejemplo, un taller con coche de sustitución ya es algo muy a tener en cuenta porque dejan patente que piensan en el cliente, sobre todo cuando su vehículo tiene que pasarse unos cuantos días en revisión o reparación, con el percance que esto podría ocasionar a cualquier persona.

 

¿En qué debemos fijarnos al elegir un taller?

 

El taller debe estar correctamente identificado, lo que nos permitirá conocer que se trata de un establecimiento con profesionales acreditados, lo que nos proporcionará la seguridad de que nuestro vehículo será tratado de manera profesional y cuidado en todo momento. Hay que recordar que los talleres deben tener una placa identificativa en su fachada donde se acredita en qué son especialistas, puede ser mecánica, electromecánica, etc.

 

Una atención personalizada es algo que ­hay que tener muy en cuenta, lo que deja patente que estamos tratando con profesionales. Echar un vistazo al taller también es algo importante y aunque es imposible que un taller esté impecablemente limpio, sí debe haber cierto orden.

 

Que tengan un seguro que cubra los posibles daños que pueda sufrir el coche por un descuido, es otro punto muy importante a tener en cuenta. Poniéndonos en el lugar de cualquier cliente, es normal que como tales, exijamos que el taller al que llevamos nuestro vehículo nos ofrezca la máxima protección.

 

Para finalizar, no hay que olvidarse de que un buen taller debe trabajar con marcas de calidad y siempre instalar piezas nuevas así como tener un excelente servicio postventa para poder solucionar cualquier clase de problema que pudiera aparecer.

 

¿Habías tenido en cuenta estos detalles a la hora de elegir un taller para tu vehículo?

Leer más

Junta de culata, una de las peores averías del coche

motor cocheContar con un taller con coche de sustitución cuando se tiene una avería como la de la junta de culata es indispensable porque mientras se repara podremos seguir desplazándonos. Esta clase de avería, además de cara, es bastante difícil dado que se tienen que desmontar diferentes piezas del motor y da bastante trabajo al mecánico o mecánicos que se encarguen de su arreglo.

Causas del por qué se puede averiar la junta de culata

Si nos preguntamos por qué puede estropearse la junta de culata puede ser porque el motor puede llegar a temperaturas demasiado altas. Esto puede provocar una avería por deterioro debido a la temperatura más alta de la que puede llegar a soportar.
Si el motor se sobrecalienta demasiado, la avería con la junta de culata es prácticamente segura porque se pierde líquido refrigerante. En el momento en el que el motor sube demasiado de temperatura, salta un aviso en el cuadro de mandos del coche, algo a lo que hay que hacer caso, no solo por nuestra propia seguridad sino por nuestra economía.
Otra posible causa del por qué esta pieza tan importante del vehículo puede sufrir una avería es que se encuentre mal ajustada dentro del motor, un peligro al que no debemos estar expuesto.
Si no lo está, en el momento en el que el coche se encuentre en marcha, la junta de culata comenzará a recibir impactos debido al propio movimiento del motor así como quemaduras ocasionadas por los gases que se producen durante la combustión, algo que puede hacer que la pieza se desgaste.
Para finalizar, hay que recordar que si la junta de la culta no se encuentra bien ajustada, ésta perderá su elasticidad y la capacidad natural de poder asimilar los movimientos del propio motor cuando el coche está en marcha.

Leer más

Qué hacer cuando los frenos del coche hacen ruido

freno de cocheEn ocasiones, contar con un seguro que ofrezca taller con coche de sustitución es muy importante, sobre todo cuando se producen imprevistos en el vehículo, como por ejemplo que los frenos del coche comiencen a hacer demasiado ruido.
A pesar de que los ruidos o chirridos cuando se activan los frenos del coche pueden ser algo relativamente normal, en muchas ocasiones tiene que ver con alguna clase de problema.

Causas del ruido en los frenos del coche

Normalmente, una de las causas más comunes del ruido en los frenos se encuentra en las pastillas de freno. Cuando están muy desgastadas o en malas condiciones, es posible que cuando se friccionen contra los discos, se provoquen esos ruidos tan molestos.
Tener los frenos en mal estado hace que se aumente el peligro de que fallen y se pueda producir un accidente, por eso es importante llevar el vehículo a un taller para evitarlo y apostar por nuestra seguridad.
Si no se realiza un correcto mantenimiento del vehículo, se puede acumular demasiada suciedad, o humedad, en los frenos, haciendo que se reduzca notablemente la efectividad que tendrá el vehículo a la hora de frenar.
Por otro lado, también puede tener que ver la forma de conducción. El hecho de que se abuse del sistema de frenos puede ser un problema porque puede abusarse del sistema de frenos, lo que puede provocar un desgaste prematuro de unas piezas que, teóricamente, deberían durar bastante tiempo.
Cuando se utilizan demasiado los frenos, las pastillas pueden exceder su límite de temperatura e incluso llegar a cristalizar la superficie que tienen para contacto con el disco. Esto hará que la efectividad a la hora de frenar se vea seriamente mermada y siendo un peligro, especialmente en carretera.
Por ello, cuando notemos que los frenos no van como debieran o hacen demasiado ruido, lo mejor es llevar el vehículo al taller para una revisión o un cambio de frenos si fuese necesario.

Leer más

4 sistemas de seguridad activa del coche

Aunque hoy en día existan un gran número de sistemas de seguridad en el vehículo, tanto activos como pasivos, en ocasiones tendremos que llevar el coche al taller para que le hagan una revisión en profundidad o tras un accidente, por ejemplo. En estos momentos es cuando se debe buscar un taller con coche de sustitución para poder seguir desplazándonos sin ningún problema.

Sistemas de seguridad activa de tu coche

En este artículo queremos hablamos de los sistemas de seguridad que suelen tener los coches más actuales, como por ejemplo el antibloqueo de frenos (ABS). Este sistema detecta cuándo se está realizando una frenada de emergencia, hace los cálculos para aplicar la máxima potencia de frenado posible y detener el vehículo cuanto antes.
El control de estabilidad (ESP) busca mantener al coche con la trayectoria correcta, intentando siempre hacerlo en el conjunto de las cuatro ruedas. Esto lo hace gracias a tres sensores diferentes, el de ángulo de dirección, ángulo de giro y aceleración transversal y velocidad de giro en cada rueda.
La dirección asistida es uno de los sistemas de seguridad activos más conocidos que hay actualmente y que prácticamente lo tienen todos los coches hoy en día. Brinda una gran comodidad a la hora de conducir porque el giro del volante es muy fácil de hacer, especialmente cuando el coche está detenido.
Para finalizar, no podemos olvidarnos del control de tracción (TCS). Se trata de un sistema de seguridad que hace que las ruedas motrices estén siempre en contacto con el firme sin que patinen. Este sistema es ideal cuando se quiere poner en marcha el vehículo y éste está en una pendiente deslizante o se circule por una pendiente con gravilla o muy mojada, por ejemplo.
¿Conocías la importancia de estos sistemas de seguridad activos de tu vehículo?

Leer más

Mantenimiento, la clave para que nuestro coche dure más

A pesar de que actualmente siempre tenemos a nuestra disposición un buen taller con coche de sustitución, nunca está de más que nos molestemos en proporcionarle el mejor mantenimiento a nuestro coche para que nos dure más tiempo.

¿A qué partes hay que hacerles un mantenimiento?

Debido a que las ruedas son el único punto de contacto entre el coche y la carretera, éstas deben estar siempre en las mejores condiciones. Nunca hay que circular con menos de 1,6 milímetros de dibujo, esto puede suponer un importante riesgo.
Asimismo, hay que revisar los amortiguadores, rótulas, eje, que no haya holgura en el volante y frenos. En definitiva, todo lo que tenga que ver con esta parte del coche porque no solo buscamos que el vehículo nos dure más tiempo sino que nos proporcione la máxima seguridad en carretera.
También deben revisarse todos los filtros del coche. Cuando un filtro está sucio, no cumplirá correctamente su labor y puede producirse una avería. En este caso, no pueden dejar de ser revisados los filtros de aceite, aire, combustible y aquellos que estén conectados con el interior del vehículo.
El aceite del coche es indispensable para que todos los elementos del motor funcionen correctamente al estar lubricados. Siempre hay que mirar con la varilla cuánto aceite tenemos. Si es viejo, tiene muchos kilómetros o si está por debajo del nivel lo mejor es cambiarlo.
No se recomienda echar más aceite, solo si es de la misma marca y modelo, pero nunca de otra firma porque puede alterar sus propiedades. Lo más aconsejable es vaciarlo y poner otro aceite nuevo.
El sistema de iluminación del vehículo también es indispensable, sin ello en buen estado, además de poder ser sancionados con una multa, podemos tener un accidente. Hay que mantener en el mejor estado posible tanto faros como intermitentes, luces de freno, marcha atrás, antiniebla e incluso todo el cuadro del interior del vehículo.

Leer más

Cómo conducir en invierno

Aunque aún no hayamos estrenado esta estación del año, es importante ser precavidos y recordar que durante la temporada de invierno suele haber más accidentes en la carretera y muchos coches acaban en un taller con coche de sustitución. Para reducir los accidentes en invierno es importante saber qué debe tenerse en cuenta para evitarlos.

Antes de usar el coche

Lo primero de todo, se debe tener en cuenta colocar neumáticos de invierno, sobre todo si se vive en una zona donde las temperaturas bajan más de siete grados centígrados. La razón es que los neumáticos normales pierden parte de sus propiedades a esta temperatura o inferior.
Es recomendable que antes de comenzar un viaje, se revise bien el vehículo, especialmente el sistema de refrigeración, aceite, líquido de la dirección, frenos, dirección, alumbrado, escobillas y el sistema eléctrico. También hay que utilizar el cinturón de seguridad para poder ir más protegidos en caso de accidente.

Consejos de conducción para el invierno

Hay que adaptar la velocidad a las condiciones climatológicas que haya en el momento de conducir para hacerlo de la forma más segura posible. Los cambios de dirección deben hacerse suavemente porque si se hace de una manera brusca es posible que perdamos el control.
En caso de que haya que hacerlo ante la inminencia de un accidente y el vehículo comience a hacer subvirajes, es necesario mantener la calma y actuar con toda la tranquilidad posible, realizando movimientos armónicos de un lado hacia otro hasta recuperar la dirección. Lo que no se recomienda es frenar pisando a fondo, independientemente de la dirección que tenga el volante, porque se puede acabar dando vueltas de campana.
Para finalizar, hay que mantener siempre la distancia de seguridad para que en caso de que tengamos que frenar, al coche le dé tiempo a hacerlo sin que exista peligro alguno. Recuerda, cuanto peor sea la visibilidad mayor debe ser la distancia que se mantenga entre nosotros y el coche que circula por delante.

Leer más