pedales

El aviso de la DGT sobe cómo usar correctamente los pedales del coche

El dominio de los pedales del coche es una de las primeras enseñanzas que recibimos cuando nos sacamos el carné de conducir. Sin embargo, es posible que pasen unos cuantos años antes de que aprendamos a usarlos de una forma más efectiva, sin abusar de ellos en ciertas situaciones.

El mal uso de los pedales y sus consecuencias

Un mal uso de los mismos puede provocar importantes facturas en el taller con coche de sustitución. Es el caso por ejemplo del embrague, que puede llegar a costar entre 500 y 1.300 euros su sustitución. Desde la DGT han querido ofrecer una breve guía sobre cómo hacer uso correctamente de los tres pedales del coche.

  • Acelerador: se encarga de regular el paso de carburante a los cilindros para adecuar la potencia del motor. También influye en el consumo. Es importante saber cuándo y cuánto hay que pisarlo. Una conducción inteligente nos llevará a levantar el pie del acelerador antes de llegar a una curva, un semáforo o una retención. De esta forma disminuiremos el gasto en combustible y del uso del pedal.
  • Freno: es el pedal que utilizamos para reducir la velocidad o detener la marcha. Los expertos señalan que debe emplearse lo justo, con suavidad y sin excesos. Encontrar la pisada perfecta es vital para hacerle más cómodo el viaje a los pasajeros. El pedal del freno es en estos momentos el más asistido por ayudas eléctricas.
  • Embrague: se utiliza principalmente para cambiar la marcha, pisándolo hasta el fondo y soltándolo con suavidad y de manera progresiva. Es importante tener un cierto control sobre él, sobre todo para controlar el coche al comenzar la marcha en pendientes pronunciadas ascendientes y en estacionamientos. Hay que saber utilizarlo correctamente para no sufrir averías, ya que la reparación o sustitución del mismo puede llegar a resultar muy costosa.
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *