¿Cómo limpiar el espejo retrovisor?

Es muy común que vengan clientes a uno de nuestros talleres con coches de sustitución con intención de reparar su retrovisor, lo cierto es que no le solemos prestar mucha atención a los retrovisores pero requieren de un mantenimiento básico que consiste en la limpieza.

Como bien saben todos los conductores es primordial para su seguridad que estén muy atentos a todos los elementos de la carretera. No solo respecto a la conducción de otros vehículos, sino también a las incidencias atmosféricas (nieve, lluvia, granizo, etc.). Para llevar a cabo esta actuación una de las piezas más determinantes es el espejo retrovisor. Es por este motivo por el que deberás realizar un mantenimiento y limpieza cada poco tiempo de esta pieza. ¿Pero realmente sabes cómo ejecutar esta operación? Te lo vamos a enseñar para que a partir de estos momentos este espejo se muestre limpio y reluciente en cualquier momento.

Pasos que debes seguir para su mantenimiento

Será necesario que tengas a mano un paño completamente limpio y un líquido limpiador de cristales. Para tratar de realizar una limpieza a fondo de este elemento tan importante de tu vehículo. No obstante, no debes frotar violentamente, sino de forma suave y que vaya alcanzando cualquier rincón del mismo.

El siguiente paso, y no menos importante, es su correcto secado. Para satisfacer esta parte del proceso deberás llevar en el coche una gamuza. Con la cual la extenderás por toda la superficie del cristal. Hasta que quede totalmente seco y exento de líquidos. Esta es una operación que te conviene repetir al menos dos o tres veces para evitar que el cristal no quede totalmente transparente.
A continuación será el momento de ajustar el retrovisor para que se adapte al ángulo de visión con el que deseas controlar la conducción de tu coche. Esta actuación la puedes llevar a cabo manualmente o pulsando un botón desde tu cuadro de mandos. En cualquiera de los casos, evitando que este mecanismo no quede apelmazado y mucho menos que su mecanismo y circuitos internos puedan desajustarse. Si sigues estos consejos comprobarás que tendrás una óptima visión a través de este cristal.

Leer más

Limpia tu coche como un experto

Llevas tu coche a un taller con coche de sustitución porque te gusta cuidar tu coche por dentro, pero también es necesario cuidarlo por fuera. Antes de comenzar con la limpieza del vehículo, debemos repasar la lista de todos los elementos esenciales para la limpieza del coche: aspiradora de mano, esponja, cubo, limpiacristales, detergente líquido, cepillo y paño de microfibra. ¿Tenemos todo lo que necesitamos?

Pasos para limpiar el vehículo

  • En primer lugar, sacamos las alfombras, las sacudimos y las lavamos con agua y con una esponja y detergente si son de goma. En caso de que sean de moqueta, utilizaremos un cepillo húmedo.
  • Aspiramos los interiores del vehículo centrándonos en eliminar la suciedad de cada rincón del coche.
  • Lavamos la tapicería: si la tapicería es de tela y tiene manchas, frotamos directamente la mancha con un paño humedecido con un poco de agua con detergente específico para el lavado de coches. En el caso de que la tapicería sea de cuero, lo ideal es utilizar un paño húmedo, pero si hay manchas persistentes añadiremos un poco de jabón neutro y utilizaremos un cepillo suave, que no dañe la tapicería. Posteriormente retiraremos cualquier residuo con un paño limpio.
  • Limpiamos el salpicadero, el volante y la guantera. Para ello, pasaremos un paño húmedo por el salpicadero y terminaremos con un paño seco. Si hay mucha suciedad podemos usar un cepillo suave humedecido y frotaremos con movimientos suaves y circulares.
  • Limpiamos los cristales por dentro y por fuera, empleando para ello un limpiacristales. No debemos olvidarnos de limpiar los espejos retrovisores.
  • Lavamos el coche por fuera: pasamos una esponja con agua y detergente. Frotaremos muy bien las llantas, así como las zonas con mucha grasa de aceite u otros productos químicos. Es de gran importancia utilizar un jabón adecuado para limpiar el coche. Una vez finalizamos en enjabonado, deberemos aclarar con agua y pasar un paño seco.

Ahora ya sabes cómo limpiar el coche en profundidad, no obstante, este tipo de limpieza se puede complementar con una limpieza profesional. Es una buena idea intercalar la limpieza que hacemos nosotros con la del profesional.

Leer más