Infracciones más comunes que se producen en las carreteras españolas

Muchos usuarios deben llevar su vehículo a un taller con coche de sustitución tras cometer algún accidente debido a la realización de una infracción grave con el coche. A través de este artículo hablaremos de las multas más habituales a las que se deben enfrentar los conductores en España y lo más curioso de este listado es que en la amplia mayoría de las situaciones, los conductores son plenamente conscientes de que están cometiendo un delito. Estas infracciones acarrean como consecuencia tanto sanciones económicas como la pérdida de puntos del carné, aunque en caso de infracción grave pueden ser condenados con penas mayores, incluyendo cárcel.

¿Qué multas son más comunes en España?

Como no podía ser de otro modo, empezamos este particular listado mencionando el exceso de velocidad como una de las sanciones más recurrentes en el territorio nacional. Conducir a una velocidad superior a la que nos permite la vía puede acarrear multas de hasta 500 € y la retirada de hasta 6 puntos del permiso de conducir. Otra sanción habitual es no usar los intermitentes, una sanción que está considerada como grave dado que puede ser la causa de un accidente y por ello se sanciona con una multa de 200 €.

Circular sin abrocharse el cinturón de seguridad es otra de las situaciones más comunes que tienen lugar en las carreteras españolas, una situación que en ocasiones corresponde a un despiste pero que es sancionable debido a la importancia con la que cuenta el cinturón. También hay que hablar de la importancia de circular con la ITV en regla y es que en caso de que esté caducada o sea no apta nos enfrentaremos a importantes sanciones económicas. Finalmente, no podemos olvidarnos de una situación cada vez más común en nuestras carreteras como es hablar con el teléfono móvil (incluyendo también enviar mensajes o consultar aplicaciones) que supone una multa de 200 € así como la pérdida de 3 puntos.

Leer más

Ventajas e inconvenientes del tintado de lunas

Aunque más allá de la estética del vehículo, es fundamental llevar tu coche a un taller con coche de sustitución para realizar las revisiones rutinarias, a día de hoy cada vez son más las personas que apuestan por el tintado de lunas en su vehículo, una decisión que suele corresponder a una mejora de la estética e intimidad del conductor, sin embargo, hay que conocer otras interesantes ventajas que nos ofrece el tintado aunque, también, es necesario conocer algunos inconvenientes. ¿Te lo vas a perder?

Tintado de lunas: ¿es recomendable?

Ya hemos comentado en el anterior párrafo que una de las razones principales por las que se apuesta al tintado de lunas en un vehículo corresponde a la mejora de la estética, sin embargo, hay que destacar otras interesantes ventajas como reducir el calor y la incidencia de los rayos UVA que penetran en el interior del vehículo. De este modo, no solamente estaremos más frescos durante la conducción, sino que también nos ayuda a prevenir el desgaste del tapizado, volante o salpicadero, siendo esta una ventaja que la amplia mayoría de conductores desconocen. ¿Verdad?

Por otra parte, hay que destacar también que el tintado de lunas es una interesante forma de ahuyentar a los amigos de lo ajeno. ¿Por qué? Al no ser visible lo que hay en el interior del vehículo es muy posible que los ladrones no tengan tentaciones de entrar.  Finalmente, no podemos finalizar este artículo sin hacer hincapié a las desventajas del tintado de vehículos y una de las situaciones negativas más comunes que comparten quienes tintan el vehículo es la pérdida de la visibilidad cuando hacen la maniobra de marcha atrás, aunque también dependerá de los materiales utilizados en el tintado.

En definitiva, tal y como hemos podido ver en este artículo, son amplias y variadas las ventajas que encontramos en el tintado de lunas y cristales, por lo que entendemos las razones por las cuales cada vez son más las personas que apuestan por esta opción.

Leer más