¿Cuándo debemos cambiar el colector de escape?

Buscar un taller con coche de sustitución se hace indispensable cuando hay que cambiar el colector de escape de un coche. Podemos decir que es una de las reparaciones más caras de un coche y que llevan más tiempo. Por esa razón, debemos identificar cuáles son algunas de las señales o avisos que el propio coche nos dará para que le echemos un vistazo antes de que falle por completo.

Avisos que nos da el coche para revisar el colector de escape

Una de las señales que puede darnos el vehículo es la reducción de la eficiencia del combustible. En este caso, podremos ver que además de tener menos eficiencia, el motor comienza a trabajar a temperaturas más altas, lo que pone en peligro otras piezas del motor que pueden ser llevadas a su límite térmico.

Es importante tener en cuenta que, en los coches más modernos, los sensores recibirán información errónea al trabajar a alta temperatura, lo que hace que se incorpore más combustible al motor, se consuma más y la autonomía se vea notablemente reducida además de un importante aumento de la temperatura.

Cuando el coche está frío y se pone en marcha se puede escuchar un ruido seco pero metálico, sonido que desaparece cuando el colector adquiere temperatura, el metal se expande y las grietas donde se produce ese sonido queden “selladas”, lo que hace que no se note cuando el vehículo está en marcha.

Los gases del colector de escape podrían incluso llegar a pasar al habitáculo, produciendo mareos o dolores de cabeza debido al monóxido de carbono, algo que hay que mirar muy bien.

Asimismo, notaremos cómo en el cuadro de mandos se enciende la luz del motor, avisando de que hay algo que no está funcionando como es debido. Nunca hay que dejar que esta clase de averías vaya a más porque puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza.

Leer más

¿Cuál es la temperatura adecuada para que el aceite lubrique el motor?

Muchas de las veces en las que se lleva el vehículo a un taller con coche de sustitución es, además de por accidentes, por averías provocadas por uno mismo, sobre todo por desconocimiento de temas mecánicos. Entre los más frecuentes están los incidentes relacionados con el aceite del motor.

Lo que hay que saber sobre la temperatura del aceite del motor

El aceite es indispensable para que el motor funcione correctamente y todas sus piezas estén perfectamente lubricadas, además de para darle una larga vida operativa. Para ello, hay que utilizar un aceite que sea de calidad, sobre todo el recomendado por el fabricante o nuestro mecánico de confianza.

Es normal que un aceite que no sea de calidad deba ser cambiado mucho antes que uno que cuenta con todos los aditivos y características que le otorgan su calidad. Además, en el motor hay piezas que son bastante sensibles a ello y de nosotros depende que esas piezas sigan funcionando correctamente o sufran un desgaste prematuro y comiencen a fallar en el momento menos esperado.

Otro aspecto que como conductor o conductora se debería saber es la temperatura operativa óptima del aceite para que realice su función como lubricante de manera correcta.

El aceite del motor se calienta bastante rápido, sobre todo en los coches más modernos, por eso, debemos fijarnos bien en el cuadro de información del coche y si disponemos de control de temperatura del aceite, solo tendremos que esperar a que llegue a unos 60 grados para que funcione adecuadamente.

En un coche actual, el aceite tarda unos 10 minutos en calentar, algo que no sucede con los coches más antiguos, a los que les cuesta un poco más. Por eso, cuando pongamos en marcha el coche, es necesario dejarlo un rato en ralentí para que el aceite tome temperatura.  De lo contrario, no tendrá la temperatura adecuada y las piezas rozarán entre sí y es cuando se corre el riesgo de avería.

Leer más