¿Son obligatorios los coches de sustitución en un taller?

Contar con un taller con coche de sustitución resulta de gran ayuda para todas aquellas personas que no pueden quedarse sin coche por motivos laborales, por ejemplo. ¿Es obligatorio un coche de sustitución para los talleres?  No es obligatorio pero puede ayudar a evitar muchos conflictos, sobre todo en caso de coches nuevos que necesiten reparaciones en garantía.

Talleres y coches de sustitución

Se explica que las normas que establecen el marco legal general de las relaciones que tiene el taller con el consumidor, no obligan al taller a ofrecer a los clientes un vehículo de sustitución mientras el suyo se repara.

En ocasiones el coche de cortesía se encuentra enmarcado dentro de una garantía de carácter voluntario por parte del distribuidor del vehículo, el cual podrá someterle a diferentes condiciones, siempre y cuando se encuentren en el documento de garantía. En caso de coches nuevos es normal que la garantía comercial que tiene el fabricante ofrezca este coche.

La garantía en la venta de vehículos no supone ninguna obligación de contar con coches de sustitución, aunque el comprador puede tener acceso a una rebaja en el precio o incluso a la resolución del contrato cuando la reparación del vehículo no se lleve a cabo en un plazo razonable.

Por otro lado, el usuario puede llegar a reclamar una indemnización por daños y perjuicios por privación del uso del vehículo o demandar por incumplimiento contractual, en cuanto a la efectividad de la garantía que proporciona el garante.

En definitiva, no es obligatorio que un taller tenga un coche de sustitución, aunque cada conductor debe elegir el taller que mejores servicios ofrezca. Contar con un coche de sustitución deja patente la preocupación del taller por proporcionar un estupendo servicio a cualquier clase de persona, quien podrá seguir moviéndose mientras su vehículo se repara.

Leer más

En qué fijarse al buscar un taller mecánico

Cuando se nos estropea el coche, lo más lógico es llevarlo a reparar y elegir un taller con coche de sustitución puede ser una estupenda alternativa para podre seguir moviéndonos mientras nuestro vehículo está siendo reparado, pero…. ¿En qué fijarse a la hora de buscar un taller?

Puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un taller mecánico

Un aspecto muy importante es que el taller esté debidamente identificado y nos diga si es mecánico, electromecánico, chapa y pintura, etc. De esta forma sabremos que nuestro coche estará en buenas manos mientras está siendo reparado.

El taller debe ser transparente y facilitarnos información en todo momento. Que brinde un presupuesto cerrado para que no nos encontremos con sorpresas de última hora y que en la factura aparezcan todos los datos bien claros.

Que utilicen recambios originales es algo de gran importancia dado que nuestro vehículo tendrá piezas específicas y no alguna que haya sido usada o que venga procedente de un desguace. Como clientes podemos exigir que nos den la pieza retirada y la caja y la factura de la pieza nueva original.

El taller debe ser profesional y todos los mecánicos deben estar acreditados y contar con la experiencia necesaria para poder acometer cualquier clase de reparación, por compleja que ésta pueda parecer.

Un taller con profesionales acreditados nos proporcionará la máxima seguridad en todo momento y que tomarán las mejores decisiones para que nuestro vehículo se quede en óptimas condiciones.

Para finalizar, debes recordar que siempre será mucho mejor ir a un taller de confianza que arriesgarse a llevar al coche a uno del que no sepamos mucho sobre él ni sobre sus mecánicos, aunque el precio de las reparaciones sea muy barato. Ya sabes que en muchas ocasiones lo barato sale caro y al final nos llevamos sorpresas de última hora.

Leer más