Recomendaciones para no tener problemas conduciendo con frío y nieve

Si no queremos llevar nuestro vehículo a un taller con coche de sustitución por haber tenido un accidente con las peores condiciones de la carretera, como hielo, lluvia, nieve y frío, es importante tener en cuenta diferentes aspectos para aumentar la seguridad al volante en estas condiciones

Tips para conducir en condiciones adversas

Hay que llevar las luces puestas y en invierno durante todo el día, esto es algo de obligado cumplimiento, pero solo en los países nórdicos aunque si las llevamos encendidas en España  nunca está de más para proporcionarnos mejor visibilidad.

Es muy importante sustituir los neumáticos antes de que lleguen al límite legal y en esta temporada se recomienda el uso de neumáticos de invierno para una mejor adherencia al suelo y mejorar la frenada, algo que son los neumáticos de verano no se puede conseguir.

Es días de poca visibilidad hay que extremar las precauciones y guardar la distancia de seguridad para evitar tener cualquier clase de problema o un accidente.

No hay que olvidarse del uso de la luz antiniebla en caso de que sea necesario. Antes de salir, se necesita conocer el estado del tiempo y si la carretera por la que se va a circular cuenta con salida de emergencia para evitar accidentes.

Se debe adecuar la velocidad a las condiciones meteorológicas existentes. La frenada se alarga cuando la carretera está mojada, por lo que hay que circular a una velocidad moderada. Si hay hielo en la carretera y se pierde el control, nunca hay que dar un frenazo, hay que reducir la marcha y dar pequeños volantazos de un lado a otro hasta recuperar el control del vehículo.

Para finalizar, no hay que olvidarse de revisar que las personas de las plazas traseras están bien aseguradas con el cinturón para evitar cualquier problema.

Leer más

Tips para cuidar correctamente el coche

Es lógico que en el coche se produzcan diferentes fallos, algo inevitable por el uso, pero hay opciones para cuidar bien el vehículo para evitar llevarlo al mecánico. Contar con un taller con coche de sustitución es una estupenda alternativa para no quedarse sin vehículo en ningún momento, pero lo mejor es tener en cuenta diferentes factores para evitar que se produzcan averías.

Consejos para cuidar el coche

Conducir de manera eficiente es una de las mejores formas de cuidar el vehículo. Se debe buscar conducir a una velocidad determinada para ganar menos combustible e incluso realizar un cambio de marchas eficientes, procurando no revolucionar el vehículo y hacer cambios correctamente.

También hay que poner en marcha el vehículo de forma correcta, especialmente en los motores diesel. Al ponerlo en marcha hay que dejarlo arrancado para que coja temperatura el motor y no haya ningún problema a la hora de conducir. A la hora de frenar, hay que evitar dar frenazos fuertes y en los semáforos se aconseja apagar el motor, con el consiguiente ahorro de combustible.

Es importante controlar no solo la presión de los neumáticos sino también las luces y el volumen de líquidos (aceite, líquido de frenos, anticongelante, limpiaparabrisas, etc.) No hay que olvidarse de otros aspectos de gran importancia como el estado en el que se encuentren los neumáticos. Su uso continuado y los golpes que pueden llevar contra los bordillos pueden afectarles.

Las revisiones periódicas en el taller son muy aconsejables porque se puede conocer si algo falla o tiene riesgo de fallar, lo que podrá repararse rápidamente.

No hay que olvidarse de mirar las luces del panel de mandos del coche, que son las encargadas de comunicarnos si algo va mal o no. El significado de las luces depende del coche, aunque para saber qué significa cada una, hay que revisar el manual del fabricante.

Leer más