Malos hábitos que reducirán la vida de tu coche

reparacion-frenoTodo el mundo, quien más o quien menos, tiene algún vicio a la hora de conducir, algo que puede hacer que el coche tenga que pasar por el taller en más de una ocasión. Si se tiene un buen seguro o se cuenta con un taller con coche de sustitución, tendremos una ventaja, pero si no es así, puede que nos quedemos sin el coche unos cuantos días, dependiendo del problema.

Malos hábitos al volante que debes olvidar

Uno de los fallos más comunes a la hora de conducir es abusar del embrague y también apoyarse en la palanca de cambios, lo que puede producir diferentes problemas. Por ejemplo, si se abusa del embrague sufre demasiado desgaste dado que trabaja por fricción. No hay que llevar a esta pieza a hacer un sobreesfuerzo porque a veces no es tan dura como muchos piensan.

Conducir con la mano apoyada en la palanca de cambios como si fuera un reposabrazos es contraproducente para los diferentes mecanismos internos del cambio. Este gesto hace que se desgaste y provoca holguras en rodamientos, sincronizadores, etc. y también hará que el engranaje en las marchas sea impreciso.

Puede que un día por falta de tiempo no podamos ir a hacer el mantenimiento al coche, pero no hay que retrasarlo demasiado porque este proceso es para hacer que el coche tenga una vida operativa útil más larga. De no hacerlo cuando se recomienda, las piezas se irán degradando y podrán ir apareciendo las averías.

No debe hacerse una conducción agresiva. Los acelerones, frenazos clavando el pedal de freno, derrapes, volantazos… solo deben hacerse cuando sea necesario, para evitar un accidente inminente. De lo contrario el coche sufrirá y muchas piezas se desgastarán de forma prematura.

No hay que olvidarse de otros aspectos como cambiar los líquidos cuando lo recomienda el fabricante, circular con una presión adecuada de los neumáticos y hacer caso a las luces de advertencia del tablero.

Leer más

Por qué es importante contar con coche de sustitución en el seguro

taller-mecanicoTodas aquellas personas que tenemos un coche estamos expuestas a que el vehículo pueda tener una avería o un accidente. Además de ello, debemos cuidarlo y llevarlo a realizar las revisiones de mantenimiento cuando sean necesarias. En caso de solo contar con un vehículo, como es común, es importante contar con un seguro que tenga concertado un taller con coche de sustitución.

Actualmente muchas compañías aseguradoras ya cuentan entre sus coberturas de seguro de coche, lo que permite que una persona que se tenga que quedar sin su coche a causa de una reparación o un accidente, pueda contar con un coche de sustitución.

Lo que se debe tener en cuenta sobre esta cobertura

A pesar de ello, el hecho de contar con esta cobertura debe ser algo que hay que valorar. Se deben conocer todos los detalles de la cobertura, asegurándonos de lo que cubre, en qué circunstancias y cómo lo hace. Asimismo, se debe valorar cuál es el perfil del conductor, la utilización que se hace del coche y si es imprescindible contar con esta cobertura en el seguro del vehículo.

Un detalle de mucha importancia es en qué clase de circunstancias es válida la cobertura. Cada uno de los seguros cuenta con sus propias condiciones y por ello hay que leer bien todos los detalles del contrato porque hay pólizas que únicamente ofrecen el coche de sustitución cuando el vehículo ha sufrido un siniestro. En cuanto a esto, hay que tener cuidado, no todas las compañías entienden lo mismo por “siniestro”.

Se deben conocer los plazos de validez de la cobertura, como por ejemplo saber cuánto tiempo se dispondría del coche de sustitución, si hay un límite de días máximo, etc.

Finalmente, es necesario recordar que la cobertura de coche de sustitución garantiza a la persona que la contrata, que le permite contar con un vehículo cuando no pueda disponer del suyo por una reparación.

Leer más