Averías que pueden convertirse en una pesadilla

motor-de-cocheCuando se tiene un coche, es importante contar con un seguro que tenga concertado un taller con coche de sustitución. Gracias a ello, se puede evitar tener que quedarse sin coche cuando sucede alguna clase de avería al vehículo, como por ejemplo las eléctricas, que pueden ser bastante complejas.

Averías eléctricas que pueden  convertirse en una pesadilla

Todos sabemos que los coches, especialmente los más modernos, están compuestos por un gran número de piezas, elementos fijos y móviles, sistemas, etc. En muchos casos, no se puede generalizar y decir cuál es la avería más compleja de solucionar. Podríamos hablar de una rotura de la cadena de la distribución, una fisura en la junta de culata o quizá un problema eléctrico.

Los coches más modernos cuentan con kilómetros de cableado además de actuadores, termistores, sensores, unidades de control y una gran amalgama de dispositivos que hacen de un coche moderno un gran problema en caso de que se produzca una avería.

Por ejemplo, un coche muy moderno, puede contar con hasta 2,5 kilómetros de cableado con un gran número de elementos unidos entre sí mediante diferentes dispositivos, lo que multiplica exponencialmente la posibilidad de que se produzca una avería y que sea verdaderamente complejo detectar dónde está el fallo.

Una de las razones por las que estas averías puedan tener una reparación compleja, es que no siempre se puede disponer de los esquemas eléctricos que permitan saber por dónde pasa cada cable y así poder seguir la instalación eléctrica.

Es muy común que las averías eléctricas, que en un principio pueden parecer sencillas, se pueden complicar y lleven más tiempo de lo esperado. Por eso, es importante contar con un taller especializado en electricidad o electromecánica del automóvil para que puedan detectar fácilmente el problema y rápidamente puedan solucionarlo en el taller.

Leer más

Averías que producen humo de diferentes colores

humo-de-cocheEn el momento menos esperado nuestro coche puede sufrir una avería y agradeceremos tener un seguro que cuente con un taller con coche de sustitución para no quedarnos sin posibilidad de movernos. Por eso, si a alguien le pasa alguno de los casos como los que os vamos a hablar en este artículo, agradecerás tener un buen seguro de coche

Averías de coche con humo de diferentes colores

Si el coche echa humo blanco muy compacto puede tener que ver con un problema que esté relacionado con el agua, esto puede producirse debido a que el líquido refrigerante, por alguna razón, se ha introducido en la cámara de combustión.
Este problema puede deberse a causa de las fugas en la culata, aunque no quiere decir que sea obligatoriamente la causa de la avería pero es el primer lugar donde hay que realizar el diagnóstico.
Si el humo sale de color azulado puede deberse a restos de aceite en la combustión. Además del humo, el olor de esta combustión es bastante característico. La razón de este humo pueden ser problemas en el turbocompresor o también en los segmentos del pistón, el uso de un aire inadecuado, etc. Hay que mirar bien que el problema no provenga de una avería que provoque que el aceite se mezcle con el combustible.
En caso de que el humo salga gris o muy negro puede tratarse de restos de hollín que quedan almacenados en los conductos de escape. Este humo puede producirse por una inyección de combustible bastante larga, algo que sucede normalmente en motores diésel.
En los motores de gasolina, el humo negro del escape significa que la mezcla es demasiado rica, teniendo más combustible que aire, lo que hace que el motor no sea capaz de quemarlo. Puede producirse debido a que algún sensor que afecta a la gestión de la mezcla esté defectuoso o que el filtro de aire esté defectuoso.

Leer más