Recomendaciones para que tu coche dure más

Uno de los deseos que tienen todos los propietarios de un coche, es procurar que el vehículo dure el máximo tiempo posible. Por ello, y aunque se cuente con un seguro con taller con coche de sustitución en caso de que haya algún imprevisto, nunca está de más tener cuidado con diferentes aspectos del vehículo.

Aspectos a tener en cuenta para alargar la vida del coche

Repasar las juntas de goma y plástico del coche es algo que muy poca gente hace, pero estos elementos van envejeciendo con el paso del tiempo, el uso y por las influencias del medio ambiente. Asimismo, se puede acortar su vida si se utiliza un producto de limpieza inadecuado, como por ejemplo los abrasivos, que pueden dañar tanto la goma como el plástico.

Aparcar es algo que se hace prácticamente a diario y en estas maniobras hay que tener especial cuidado porque los golpes con los bordillos pueden ser bastante negativos. Sobre todo porque pueden producir daños inapreciables en la estructura de la rueda. Si se dan golpes a los neumáticos, que con el tiempo pueden perder sus propiedades, la suspensión también sufre e incluso la rótula de la dirección si se intenta subir un bordillo demasiado alto y se hace bruscamente.

Controlar el nivel de aceite es muy importante porque la función que tiene el lubricante en el motor es evitar que las piezas rocen entre sí sin estar lubricadas y también que se sobrecalienten. En caso de que el aceite no esté a un correcto nivel o esté demasiado usado, puede no contar con las propiedades correctas y hacer que las piezas del motor rocen entre sí, aumentando el riesgo de deformarlas por la fricción o rotura.

No se recomienda hacer cortos recorridos dado que el funcionamiento del motor en frío aumenta el desgaste de las piezas y además, impide que el aceite se caliente.

 

Leer más

Consejos para cuidar tu coche en verano

Aunque se cuente con un seguro en el que se tenga una póliza que asegure un taller con coche de sustitución, es importante tener en cuenta muchos factores para que el coche esté en el mejor estado posible, sobre todo en verano.

Tips para cuidar correctamente tu coche en verano

El coche debe estar lo más limpio posible. Si la tapicería es de cuero, debe tener un tratamiento especial hidratante para que el calor no reseque la piel y corra el riesgo de que se cuartee. A la carrocería se le puede aplicar cera con absorbente para rayos ultravioleta, con lo que la carrocería estará más protegida contra los rayos del sol.

En este caso es importante proteger la carrocería del sol dado que puede dañar la pintura si se deja el coche durante mucho tiempo en una zona donde no haya sombra. Aparcarlo en sombra también permitirá que cuando subamos en el coche, éste no esté tan caliente.

Si está muy caliente, podemos activar durante un momento el aire acondicionado, otra de las partes que debe estar limpia, sobre todo en temporada de verano, que es cuando más se usa. Revisar el sistema de aire acondicionado manera periódica es muy recomendable, sobre todo para no quedarnos sin él cuando más se necesita.

El motor es otro punto de obligada revisión todo el año. Durante el verano hay que asegurarse que no hay ninguna fuga, ni en el circuito de la refrigeración y en el agua del radiador, porque estos dos elementos trabajan muchísimo en la temporada estival.

Finalmente, no hay que olvidarse de los neumáticos. Las temperaturas podrán alterar sus características. A ello, hay que sumar la importancia de contar con una presión correcta para evitar que se acorte la vida de los neumáticos. También se recomienda cambiarlos si el dibujo tiene menos de 1,6mm de profundidad.

Leer más