5 puntos a revisar de un coche diésel

coche-dieselAunque hoy en día ante cualquier avería podemos dejar nuestro vehículo diésel en un taller con coche de sustitución, nunca está de más que cuidemos nuestro vehículo. En este artículo queremos darte cinco consejos para hacer que el coche diésel dure más tiempo.

Puntos clave a tener en cuenta en un coche diésel

La válvula ERG es un dispositivo anti contaminación que llevan muchos coches diésel y su misión es la de recircular los gases que salen por el escape y reintroducirlos de nuevo en la combustión para reducir las emisiones, En este caso, se pueden llegar a acumular muchas partículas, lo que hará que se noten pérdidas de potencia en el motor.

El caudalímetro es otro de los elementos que hay que verificar. Se encarga de medir la cantidad de aire que entra en el circuito de alimentación. Si falla, puede producir mucho humo en la combustión y perder potencia.

Se debe revisar también de forma periódica el filtro de combustible, dado que es el que se encarga de evitar que se acumulen partículas contaminantes en el circuito de alimentación así como en el motor y en el escape.

Las bujías de precalentamiento o calentadores son las que ayudan al encendido del vehículo, sobre todo en los meses en los que hace más frío. Si el vehículo arranca mediante llave y no por un botón, como los coches más modernos, se recomienda esperar entre 3 o 4 segundos que es el tiempo que tarda el testigo de los calentadores para poder poner en marcha el motor. En caso de que el testigo se mantenga encendido, puede ser señal de que alguno de los calentadores no funcione correctamente.

Para finalizar, nos encontramos con el turbo, un componente que puede llegar a dar fallos si se abusa del mismo a la hora de conducir. Si forzamos el motor cuando la temperatura es baja, podemos forzar el turbo y hacer que se averíe.

Leer más

¿Qué hacer si echamos gasolina en un coche diesel?

coche-repostandoAunque parezca difícil que suceda, es algo más frecuente de lo que parece… ya sea por confusión propia o de la estación de servicio, se echa gasolina en un coche diésel, o al revés. En este caso… ¿qué es lo que se puede hacer? Además de no viajar con el vehículo y buscar cuanto antes un taller con coche de sustitución, es importante que un profesional evalúe si se han provocado daños en el vehículo.

¿Qué hacer si echamos gasolina en un coche diésel?

Es importante destacar que no es lo mismo echar poca cantidad que llenar el depósito por completo, arrancar el coche o circular con el vehículo. En este caso, todo importa y la avería puede llegar a ser bastante costosa.

Si se ha echado al menos medio depósito y se ha puesto en marcha el vehículo, el coche, tarde o temprano comenzará a hacer ruidos extraños y finalmente acabará deteniéndose. El mayor problema llega cuando el diésel ya ha llegado a los conductos e inyectores. Si esto sucede habrá que vaciarlos y limpiarlos por completo. También es común que el filtro se acabe deteriorando, teniendo que llegar a cambiarlo.

En el taller tendrán que vaciar el depósito entero de gasolina y limpiar toda clase de conductos por los que habrá circulado la gasolina. Por otro lado, un profesional tendrá como misión revisar por completo las piezas que hayan podido estropearse, como por ejemplo la bomba de inyección, entre otros elementos.

Si nos hemos dado cuenta de haber puesto gasolina en nuestro coche diesel es muy importante no poner en marcha el vehículo. Lo recomendable es llamar a la grúa del seguro y llevar el vehículo al taller.

De esta forma, los profesionales podrán tomar las medidas que sean necesarias para evitar daños en el interior del motor y hacer que la factura sea menos de la que pudiera llegar a costar si el vehículo se pone en marcha con el combustible equivocado.

Leer más