4 sistemas de seguridad activa del coche

Aunque hoy en día existan un gran número de sistemas de seguridad en el vehículo, tanto activos como pasivos, en ocasiones tendremos que llevar el coche al taller para que le hagan una revisión en profundidad o tras un accidente, por ejemplo. En estos momentos es cuando se debe buscar un taller con coche de sustitución para poder seguir desplazándonos sin ningún problema.

Sistemas de seguridad activa de tu coche

En este artículo queremos hablamos de los sistemas de seguridad que suelen tener los coches más actuales, como por ejemplo el antibloqueo de frenos (ABS). Este sistema detecta cuándo se está realizando una frenada de emergencia, hace los cálculos para aplicar la máxima potencia de frenado posible y detener el vehículo cuanto antes.
El control de estabilidad (ESP) busca mantener al coche con la trayectoria correcta, intentando siempre hacerlo en el conjunto de las cuatro ruedas. Esto lo hace gracias a tres sensores diferentes, el de ángulo de dirección, ángulo de giro y aceleración transversal y velocidad de giro en cada rueda.
La dirección asistida es uno de los sistemas de seguridad activos más conocidos que hay actualmente y que prácticamente lo tienen todos los coches hoy en día. Brinda una gran comodidad a la hora de conducir porque el giro del volante es muy fácil de hacer, especialmente cuando el coche está detenido.
Para finalizar, no podemos olvidarnos del control de tracción (TCS). Se trata de un sistema de seguridad que hace que las ruedas motrices estén siempre en contacto con el firme sin que patinen. Este sistema es ideal cuando se quiere poner en marcha el vehículo y éste está en una pendiente deslizante o se circule por una pendiente con gravilla o muy mojada, por ejemplo.
¿Conocías la importancia de estos sistemas de seguridad activos de tu vehículo?

Leer más