Los beneficios de aparcar tu coche en el garaje

Si no queremos que nuestro coche tenga que pasar por un taller con coche de sustitución, lo mejor es cuidar de él en todo momento, sobre todo en lo referente a la pintura.
¿Aparcar en la calle o en el garaje? Esa es una de las grandes preguntas pero con una respuesta muy fácil. En caso de que sea para algo puntual, y si el sitio no se encuentra cerca de una obra, por ejemplo, no importa demasiado aparcarlo.
Pero no es una buena idea dejar el coche aparcado en la calle todos los días. Hay diferentes razones que están relacionadas con la pintura que nos llevarían a tener que llevar el coche tarde o temprano a un taller para que lo vuelvan a pintar.
Dejar el coche aparcado en el garaje evitará que la pintura sufra las consecuencias. Por ejemplo, el sol no es un buen aliado de la pintura, especialmente si se deja el coche aparcado en una zona donde no haya sombra, apenas corra el viento y el sol pegue de lleno.
Aunque las pinturas de los coches están hechas para durar, la acción repetida del sol sobre ellas, hacen que éstas se tiendan a desgastarse más rápido, estropeando su aspecto.
Los coches que están aparcados en la calle también se ven expuestos a los efectos de los excrementos de las aves. Éstos contienen partes de ácido clorhídrico, lo que afecta al deterioro de la pintura, pudiendo dejar un cerco si no se retiran cuanto antes. Lo mismo sucede con cualquier resto orgánico como pueden ser hojas de árboles.
Colillas de cigarro, actos vandálicos, choques fortuitos al aparcar por otros conductores o cualquier otro accidente puede suceder y afectar a la pintura.
Lo mejor de aparcarlo en un garaje no solo es evitar todos estos aspectos sino que podría reducírsenos el precio del seguro. Cuando vamos a suscribir el seguro de un coche, nos preguntarán si éste duerme en la calle o en el garaje.
Tenerlo aparcado en garaje reduce notablemente las posibilidades de sufrir un percance que pueda afectar a la pintura. Si es así, el precio de la póliza podría llegar a bajar unos cuantos euros. ¿Lo sabías?

Leer más

¿Cuándo el seguro cubre la pintura del vehículo?

Cuando se tiene un buen seguro de coche, las compañías aseguradoras suelen trabajar con un taller con coche de sustitución. Por ello, si se tiene un accidente y hay que dejar el coche reparando o pintando, el usuario siempre podrá continuar moviéndose gracias al coche de cortesía o sustitución.
Ya que hablamos de pintura y de dejar el coche en el taller… ¿sabemos cuándo el seguro nos cubre la pintura del vehículo? No depende del accidente o del acto vandálico que hayamos sufrido, esto está ligado principalmente a la clase de seguro que tengamos con nuestra compañía aseguradora.

Diferentes clases de seguro y la pintura de coche

Si se tiene un seguro a todo riesgo, hay que decir que los gastos que conlleva la reparación del vehículo correrán siempre a cargo de la compañía aseguradora. En este caso no deberíamos tener problema en dejar el coche pintando en un taller mientras lo reparan, siendo el coche de sustitución una cortesía que cada vez se tiene más presente.
En caso de que se sufra un accidente, hayamos rayado el coche con una columna de garaje aparcado y rozado a otro vehículo u objeto, por ejemplo, o incluso que hayamos sufrido un acto vandálico, si solo se tiene un segundo a terceros, nuestro seguro no se hará cargo.
Detalles como estos, son los que hacen que a la hora de contratar un seguro para nuestro vehículo tengamos que ver cuáles son las coberturas que nos amparan y cuáles no.
Está claro que elegir correctamente un buen seguro de coche es muy beneficioso para el mantenimiento de la carrocería o de cualquier otra parte del vehículo. De esta forma siempre estaremos cubiertos y las reparaciones serán mucho más rápidas.
Otra alternativa es buscar un seguro que cuente con servicios específicos como planes de revisión y mantenimiento, para asegurarnos de tener siempre la pintura en el mejor estado posible.

Leer más